Estás en: Inicio » Salud alcalina » ¿PUEDEN LOS PROBIOTICOS AUMENTAR LA OBESIDAD Y AFECTAR A LA SALUD?

¿PUEDEN LOS PROBIOTICOS AUMENTAR LA OBESIDAD Y AFECTAR A LA SALUD?

¿PUEDEN LOS PROBIOTICOS AUMENTAR LA OBESIDAD Y AFECTAR A LA SALUD?

Recientemente ha saltado a la prensa una noticia que analizada en el fondo no es otra prueba más de cómo el alarmismo en materias de salud y alimentación, vende y capta la atención del gran público, cuando el interés oculto está la guerra económica de la industria farmacéutica y la alimentaria.

Un supuesto estudio publicado en 2009 en la prestigiosa revista científica Nature, que al final resultó ser solo un editorial de prensa escrito por el biólogo francés Didier Raoult, afirmaba que existía una relación directa entre la ingesta de probióticos y la obesidad infantil.

Es ahora en 2012, tres años después, cuando salta a la luz pública este artículo de opinión sin base científica a pesar de quien lo escribe, tras la decisión de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) de obligar a cambiar las afirmaciones sobre los efectos sobre la salud de los productos a base de probióticos tipo Actimel o Activia.

Esta decisión de la EFSA obedece a la limitación legal, repito legal, a conferir solo la acción en beneficio de la salud y en la recuperación de la enfermedad, exclusivamente al medicamento.

Las misma leyes que impiden a los complementos y nutricionales dar cuenta sobre los beneficios demostrados en la salud, al no tratarse de medicamentos, son a las que también está obligada la gran industria alimentaria, que debido a su fuerza mediática han pasado por alto las limitaciones legales que se ponen a otros complementos nutricionales con mucha mayor capacidad y eficacia científica demostrada.

Esta es la verdadera razón, de guerras entre industrias amparadas por leyes diseñadas no para el beneficio y protección al consumidor como se pretende hacer ver, sino para servir a los intereses de las Farmacéuticas.

La alarma la crea Roault al afirmar que las bacterias utilizadas en estos productos probióticos son las mismas que se utilizan en la cría industrial como activadores del crecimiento para hacer engordar más rápidamente a cerdos y a pollos, pero como científico se le escapan más datos de rigor y multitud de estudios confirmando los excelentes beneficios sobre la salud de probióticos y prebióticos.

En respuesta al artículo, que no estudio, de Roault, y en la misma revista Nature, el científico Dusko Ehrlich puso orden a estos despropósitos quizás con algún interés, si bien esto no ha sido recogido por la prensa. Ehrlich argumenta que Raoult no ha analizado correctamente la evidencia científica, que ha sobre-interpretando los estudios citados, que ha omitido otros trabajos de la misma calidad, y ha usado una lógica errónea en cuanto a las cepas de microorganismos implicados.

Asimismo, también deberían tener el mismo peso, los comentarios realizados por Nathalie Delzenne y Gregor Reid, los cuales firman otro comentario que argumenta que el aumento de peso observado en el ganado tras la administración de probióticos responde a un aumento de su masa magra debido a la mejora a la resistencia frente a infecciones (y por lo tanto a una menor cantidad de diarreas), y nunca al aumento de masa grasa por el desequilibrio metabólico que causa la obesidad.

Tengamos en cuenta que los antibióticos que tomamos por prescripción médica y los que se encuentra en las carnes tratadas con este medicamento destruyen la flora intestinal propia. Muchas enfermedades graves, como la de Crohn y otras no solo digestivas, pero sí de carácter inmunológico, han sido resueltas mediante la repoblación de flora intestinal con cepas de probióticas de distintos orígenes, no solo las que se encuentra en los yogures cuya proporción para su eficacia si puede estar cuestionada. La repoblación de flora intestinal es una realidad frente al uso de otros medicamentos a los que la clase médica no termina de reconocer.

El objetivo de uso de los probióticos, los prebióticos o los simbióticos (suma de ambos) en los animales para la alimentación humana es mejorar su salud intestinal, disminuir la incidencia de enfermedades reduciendo o eliminando incluso el uso de antibióticos, y aumentar la eficiencia de absorción de algunos minerales y vitaminas.

La Asociación Española de Dietistas y Nutricionistas (AEDN) ha tenido el acierto de sacar un comunicado donde desmonta lo que considera un “bulo difamatorio sin base científica”, pero esto ya no es “noticia”.

 

Sobre el autor

Número de entradas : 59

Déjanos tus comentarios

Current day month ye@r *

© 2012 El Blog de Nutrición

Scroll to top