Estás en: Inicio » Salud alcalina » La Lecticína de Soja

La Lecticína de Soja

La Lecticína de Soja

La lecitina de soja tradicionalmente se ha venido recomendando para personas que deseaban perder peso; con altos niveles de colesterol y triglicéridos y por su alto contenido en fósforo ya que mejora la memoria y la atención. Igualmente tiene especial interés sobre la elasticidad de la piel y para prevenir el riesgo cardiovascular.

Los fosfolípidos (fósforo + grasa) que aporta la lecitina de soja incrementa la presencia de éstos en la membrana de las células, cuya misión es  evitar la oxidación y eliminar los radicales libres permitiéndole una mayor elasticidad a estas membranas.

Siendo una grasa, pero de las “buenas”, consigue emulsionar (descomponer en partículas muy pequeñas)  todo tipo de grasas con el fin de que pueda ser metabolizada o eliminada en caso de no ser necesaria.

Esta propiedad evita que se acumule colesterol (grasa) en las arterias evitando el riesgo de padecer problemas de circulación, problemas cardíacos, hipertensión o trombos.

Conviene recordar que el exceso de colesterol es consecuencia de una dieta equivocada, desequilibrada a la que le puede agravar con una vida sedentaria. Ningún tratamiento de la índole que sea, natural o con medicamentos, podrá estar abocado al fracaso si no se corrigen malos hábitos y se cambia a una dieta saludable.

Su riqueza en vitamina E, aporta elasticidad y previene el envejecimiento de la piel,  al tiempo que evita la pérdida de agua.

Al tener una estructura que se identifica con las células del sistema nervioso, la suplementación de lecitina contribuye a mejorar el rendimiento cerebral, memoria y concentración.

Estudios recientes han podido confirmar como por su acción sobre las grasas tiene unos excelentes resultados en tratamientos para la recuperación del hígado ya que previene la producción de cálculos biliares. No olvidemos que cuando la grasa se elimina, también arrastra toxinas y otros restos metabólico, liberando al hígado de este trabajo, por ello estaría especialmente recomendado tomar lecitina después del tratamiento farmaceútico tan agresivo que reciben los enfermos con cirrosis o hepatitis.

Sobre el autor

Número de entradas : 59

Déjanos tus comentarios

Current day month ye@r *

© 2012 El Blog de Nutrición

Scroll to top